Reseña Histórica


  • Primeros Indicios


    Mucho antes que el Central Río Turbio se constituyera, hubo diversas iniciativas para crear industrias procesadoras de caña de Azúcar en el Estado Lara. El primer intento para crear una industria de este tipo, lo hizo en 1914 Don Manuel Rodríguez Garmendia, quien tuvo la idea de montar una planta con capacidad de 500 toneladas de molienda diaria. Lamentablemente no pudo llevar a feliz término tan apasionante proyecto.


  • Fundación y Primera Junta Directiva


    Gracias a una generación de cañicultores larenses, que se logró la puesta en marcha de este proyecto, lográndose así transformar la rudimentaria industria papelonera en una gran industria azucarera, que hoy es orgullo de la región Centro Occidental, el Central Azucarero Río Turbio se constituyó como compañía el 20 de Diciembre de 1945. El grupo fundador estaba constituido por agricultores que tenían como objetivo principal transformar los viejos trapiches papeloneros de la zona en una gran factoría azucarera. La primera Junta Directiva de la compañía, estuvo conformada por Pablo Gil García, Presidente; los vocales Cruz Mario Sigala, Pablo Cortez y J. A Tamayo Pérez; los suplentes: Marcial Garmendia, Mariano y Daniel Yépez Gil, Carlos Gil García, Diego Rodríguez y Horacio Anzola; el secretario Luis Eduardo Castillo y el tesorero Cruz María Yépez Gil, pero la planta se instalaría años más tarde hasta obtener los capitales necesarios.


  • Plan Azucarero Nacional


    Se elaboró el Plan Azucarero Nacional, con el objetivo de desarrollar la producción azucarera y garantizar el abastecimiento interno. En el marco de la nueva política azucarera, se retomó el proyecto del Central Río Turbio, compañía que estaba bajo la presidencia de Pablo Gil García. Al respecto se decidió que la obra quedaría directamente a cargo de la Corporación Venezolana de Fomento, CVF, acuerdo que fue aceptado por la sociedad que había propuesto la instalación del central. La factoría, una vez construida, sería entregada a la compañía contra el pago del 25% de su costo de contado, obligándose a pagar el resto en no más de 15 anualidades. El Valle del Turbio tenía a comienzos de los años cincuenta alrededor de 4.750 hectáreas cultivadas con caña de azúcar, que estaban distribuidas en 47 haciendas (CVF, 1951:49)»


  • La Primera Piedra


    La primera piedra de este central fue colocada el 28 de noviembre de 1952, en el sitio de la hacienda La Unión, caserío Chorobobo, a 8 kilómetros de Barquisimeto Mediante un crédito otorgado por el Ejecutivo Nacional en el año 1952 por la cantidad de 28 millones de bolívares, fueron adquiridos los equipos y maquinarias en el exterior siendo construida la fábrica por una compañía inglesa, según diseño del Ing. Antonio Ortiz Toro. Asistieron al magno acontecimiento, aparte de la directiva en pleno de la factoría, el ministro de Fomento, doctor Silvio Gutiérrez. Su establecimiento se concretó en el 9 de diciembre de 1952 cuando el Ejecutivo nacional otorgó un crédito por 28 millones 100 mil 733 bolívares.


  • Inicio de Operaciones


    La fábrica inició operaciones en 1955, es decir, el año en que se realizó la primera Zafra comercial, procesando diariamente 2.500 toneladas métricas de caña y la elaboración de 14.447 toneladas de azúcar, que representaban el 6.47% de la producción nacional, que había alcanzado en ese año las 223.127 toneladas.; pero debido al desarrollo vertiginoso de la industria azucarera nacional; fue necesario ampliarla en dos etapas.


  • Inauguración con la Presencia de Marcos Perez Jimenez


    La inauguración formal se efectuó el 26 de enero de 1956, con la presencia del presidente de la República, general Marcos Pérez Jiménez


  • Primera Ampliación


    Antes de 1960 la capacidad instalada de molienda del Central Río Turbio era de 2.500 toneladas de cañas diarias, sin embargo para este año se logró el escenario con la adición de nuevas maquinarias, lográndose una capacidad de molienda diaria de 4.000 toneladas. Más adelante para 1964 se realizó la segunda ampliación, elevando la capacidad de molienda diaria a 6.000 toneladas de caña.


  • Primera Edición del Guarapo


    Para el primer semestre del año 1981 fue la primera edición de la Revista GUARAPO, destinada al uso interno de la empresa y con la finalidad de canalizar inquietudes, difundir ideas y tener un espacio propio y creativo donde todos podrían ver las actividades realizadas dentro de la empresa, así como también la excelente armonía en la que conviven los trabajadores.